La UVA de San Javier es hoy un punto de encuentro para la memoria y la vida

  • La obra tuvo una inversión de $24 mil 745 millones de pesos: $21 mil 200 fueron aportados por el Área Metropolitana del Valle de Aburrá y $3.500 millones aportados por el Inder de Medellín.
  • La UVA, llamada Huellas de vida por sus habitantes, es un referente de reconciliación de sus habitantes.


La comuna 13 ya disfruta de la UVA Huellas de vida, 11.500 metros cuadrados para el encuentro, la convivencia, la cultura, recreación y el deporte. El espacio, nombrado así por sus habitantes para construir comunidad a partir de los valores, recibió la mañana de este miércoles la visita del director del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, Eugenio Prieto Soto, el equipo técnico de la Subdirección de Proyectos de la entidad y Carlos Monsalve, Subdirector de Escenarios Deportivos del Inder. 

Durante el recorrido por la obra, los funcionarios valoraron la contribución de esta nueva infraestructura al fomento del tejido social en la comuna 13 de Medellín.

“Hace casi un año terminamos esta obra y hace casi unos cinco meses la ciudadanía viene utilizándola. Hemos estado haciendo ajustes y hoy la recorremos, porque, aunque tuvo muchas dificultades al inicio con diseños, con un alcantarillado que no estaba en el inventario y con la contratación, superamos los obstáculos y logramos integrar este territorio en lo educativo, cultural y deportivo. La UVA Huellas de Vida es hoy un punto de encuentro para la ciudadanía”, afirmó el Director del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, Eugenio Prieto Soto.

En el espacio de tres pisos, que tuvo una inversión de 24.745 millones de pesos, de los cuales 21.200 fueron aportados por el Área Metropolitana del Valle de Aburrá y 3.500 millones aportados por el Inder de Medellín, se desarrollan talleres lúdicos, recreativos, muestras culturales y encuentros deportivos. Estas actividades dinamizan el sector y convocan cada mes a más de 5.000 personas. Solo la ludoteca recibe mensualmente a más de 1.000 niños. 

La obra consta de oficinas, bodega, estudio de producción, baños y camerinos de hombres y mujeres, baño de personas con movilidad reducida, aula taller, museo, oficina de cultura, sala de fotografía, ludoteca, cocineta, baños infantiles, sótano, hall de acceso y mirador, con jardineras y amoblamiento para la estancia. Además, se hicieron mejoras al polideportivo.

La UVA fue construida por el Consorcio Diseños y Proyectos. La interventoría fue realizada por el Colegio Mayor de Antioquia.


¿Por qué Huellas de Vida?


La UVA San Javier es también un referente de reconciliación de sus habitantes. La comunidad quiso honrar la memoria de las víctimas de la violencia y convertir este espacio en un lugar para el encuentro, la cultura, la convivencia y la resignificación a través de los valores.
Por ello, la fachada del edificio principal expresa en su cubierta metálica perforada, los diferentes deseos, motivaciones y aspiraciones de sus habitantes en palabras como honestidad, conocimiento, respeto, trabajo, paz, justicia, libertad, convivencia, derechos y vida.

uva_san_javier.jpg

Comentarios