El Tren de Papel será más grande

Por más de cuatro décadas la comunidad del barrio Florencia de Medellín, ubicado en la comuna 5, noroccidente de la ciudad, se ha beneficiado con este espacio cultural, filial de la Biblioteca Pública Piloto.



En la Biblioteca Pública Piloto (BPP) están en la búsqueda del camino que sirvan para proponer soluciones que permitan la continuidad, y a su vez, potencien esta filial concebida hace 40 años. 
Construir juntos es la consigna adoptada por los vecinos quienes plantearon la intervención  artística del nuevo espacio. Para tal fin el pasado 14 de noviembre se llevó a cabo el último taller imaginario del año denominado “Si tuvieras que imaginar desde cero una biblioteca ¿Qué sería para ti lo primero que la conformaría? ¿Qué elementos serían esenciales?”.  
“Junto a la comunidad nos encontramos en la construcción del fortalecimiento de este espacio al que le espera un nuevo futuro estable y perdurable”, dijo Shirley Milena Zuluaga Cosme, directora de la BPP, quien agregó que el nuevo lugar de esta sucursal será en las instalaciones del INDER del barrio Florencia. 
Desde 1977 la biblioteca barrial ha estado en un predio privado. El año pasado la entidad fue notificada que las condiciones cambiarían y que en adelante debía pagar canon de arrendamiento, lo que implica costos adicionales para su funcionamiento. 
Hasta la fecha, la biblioteca ha operado en dos vagones, cedidos en comodato por Ferrocarriles Nacionales. Los vehículos requieren de un alto presupuesto para su adecuación y mantenimiento, lo que no es posible dado que es un bien privado. Además el contrato ya culminó. 
Reafirmarse y expandirse 
Estas coyunturas plantean retos que hoy desde la BPP las ven como una oportunidad para ampliar y mejorar los servicios bibliotecarios en pro de la comunidad, al garantizar que en el nuevo sitio habrá mejor acceso, mayor cobertura y unas condiciones óptimas de seguridad.
Trasladar la filial de la BPP a un predio público garantizará la sostenibilidad tras el aumento de sus colecciones, al pasar de 8.500 a 16.000 libros que incluyen textos en diversas áreas. 
Igualmente, habrá más acceso a puntos y servicios TIC (de tres estaciones a 10), más servicios de consulta (de 12 puestos a 50), y más comodidad y capacidad en metros cuadrados, lo que brindará una mayor posibilidad de ofrecer programación simultánea en torno a la promoción de lectura, escritura, artes y cultura digital. Estos aspectos acercarán más la población de Florencia al disfrute y el aprendizaje. 
Otras experiencias de ciudad enriquecerán la oferta bibliotecaria de esta filial, tal y como pasa  con las Unidades de Vida Articulada (UVAS), los Parques Bibliotecas y los Centros de Participación Ciudadana, donde de manera simultánea se cuenta con oferta de ludotecas, escuelas de música, programas del INDER y de secretarías como la de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos. 
De esta manera, se quiere reafirmar a la ciudadanía y a la comunidad el compromiso de permanecer en el barrio Florencia con los respectivos servicios y programas que tiene la BPP. 
“Confiamos en que esta nueva ruta propenda por un proyecto bibliotecario con porvenir, fortalecido y sostenible debido a que estaremos en un lugar que hace parte de la infraestructura y oferta pública de la ciudad. Todo esto permitirá unas condiciones estables de uso de los espacios en el tiempo y una articulación con otros programas y servicios de la misma Alcaldía de Medellín”, anotó Zuluaga Cosme.
Por Sebastián Vallejo Ramírez

Comentarios