Acompañamiento a familias indígenas

Una de las más grandes problemáticas que deja del conflicto armado es el desplazamiento forzado. Las mayores víctimas de este flagelo son las comunidades indígenas que migran a las grandes ciudades en busca de nuevas oportunidades.



Desde el Equipo de Atención y Reparación a Víctimas del Conflicto Armado de la Secretaría de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos se trabaja diariamente por la dignificación y reparación integral de los derechos de esta población.
Por tal razón, se desarrolla el componente de Retornos y Reubicaciones. A través de esta acción, se adelantan procesos de acompañamiento a las familias indígenas que llegaron desplazadas a la ciudad, y que han tomado la decisión de regresar o reubicarse en otros territorios. Todo ello,  bajo los principios de voluntariedad, seguridad y dignidad.


Las familias y personas que acceden a este componente, reciben apoyos en transporte, mejoramiento habitacional, gestión de oferta en el municipio receptor, iniciativa de generación de ingresos, asesoría psicosocial y seguridad alimentaria.
El caso más reciente de retorno se dio con 11 familias indígenas de la comunidad El 90, en Quibdó, Chocó, las cuales al ver la buena experiencia que tuvieron otros 61 indígenas embera katío, decidieron regresar a sus territorios.
“Fuimos desplazados en 2015. Durante ese momento hubo mucho sufrimiento, no teníamos comida y salimos  a  las calles de Medellín a pedir limosna. Para  nosotros, los indígenas, no es normal pedir, así no vivíamos bien. Pero gracias a la ayuda de la alcaldía, hemos pedido el retorno a nuestros resguardos”, expresó Luis Ángel Arce Borocuara, líder de El 90.
Como parte del acompañamiento a estas comunidades, la Administración Municipal también les brinda paquetes alimentarios, insumos para la elaboración de las artesanías y herramientas para cultivar maíz, yuca, plátano, cacao y árboles frutales.
Actualmente, las artesanías en chaquira que los indígenas de El 90 realizan son negociadas y comercializadas con varios compradores de Estados Unidos. Estas acciones, aumentan los ingresos económicos de los hogares indígenas, ayudándoles a mejorar su calidad de vida.
De igual forma, 37 familias indígenas pertenecientes a la comunidad El Doce, de El Carmen de Atrato, Chocó, recibieron recientemente todos los insumos para la creación de cultivos y bisutería ancestral. Desde el Equipo de Víctimas realizan estas acciones con el fin de aportar a la sostenibilidad del retorno a sus territorios.
Acompañamiento a familias indígenas
Acompañamiento a familias indígenas
Este año, se han acompañado en su proceso de retorno o reubicación a 401 familias que corresponden a 1.268 personas.
Posterior al regreso de estas comunidades, el Equipo de Víctimas  hace visitas de seguimiento  para escuchar a las familias y  garantizar que la población retornada acceda al restablecimiento de todos sus derechos y a las condiciones sociales, culturales y económicas, como una condición fundamental para que permanezcan en los territorios.
Un trabajo por mantener la cultura indígena
En el departamento de Antioquia, la Alcaldía de Medellín ha apoyado un total de 1.741 familias en su proceso de retorno o reubicación en municipios como San Rafael, Dabeiba, San Carlos, Cocorná, San Roque, Granada, San Francisco, Nechí, Remedios y Apartadó, entre otros.
Según cifras presentadas por el Equipo de Atención y Reparación a Víctimas del Conflicto Armado, el 85 % de los retornos y reubicaciones de esta población, son en Antioquia y el restante 15 % pertenece a otros departamentos como Chocó, Risaralda Caldas y Córdoba. En total, estos porcentajes corresponden a 1.741 hogares, es decir, 5.570 personas.
Por otro lado, el pasado 15 de octubre, fue aprobado por parte del Concejo Municipal el acuerdo para proteger los derechos de las comunidades indígenas en Medellín. La construcción de esta Política Pública comenzó en 2017 con la participación de 1.927 personas de los cabildos indígenas.
Actualmente, la ciudad cuenta con siete cabildos indígenas: chibkariwak, quillasingas pastos, inga, nutabe, kichwa, wayuu y el universitario.
Acompañamiento a familias indígenas
Acompañamiento a familias indígenas

Por Manuela Lozano Ángel

Comentarios