¿Qué significa ser una ciudad del aprendizaje?



Desde las aulas, las universidades y la formación académica, hasta el aprendizaje específico que potencia las habilidades de todos los ciudadanos para la vida cotidiana, Medellín es una verdadera Ciudad del Aprendizaje.
En la agenda pública de Medellín se respira educación. Acoger la Conferencia Internacional sobre Ciudades del Aprendizaje 2019 es un ejemplo de ello. En el evento, el Alcalde Federico Gutiérrez Zuluaga, recibió, a nombre de la capital antioqueña, el galardón que reconoce al municipio entre las diez urbes con mejor desempeño en educación en el mundo, dentro de las 170 que hacen parte de la Red Mundial de Ciudades del Aprendizaje de la UNESCO.
Muchas son las estrategias que hicieron a la capital antioqueña merecedora de este reconocimiento y de además, ser la sede de la cuarta conferencia internacional que reúne a 650 delegados de más de 100 ciudades.
Ciudad del aprendizaje
Una capital que le apuesta a la educación
Medellín fue merecedora de esta distinción por su alta inversión en educación, la cual supera los cuatro billones de pesos durante este cuatrienio; al igual que por la ejecución de programas innovadores como En el Colegio Contamos con Vos, que ha conseguido que más de 7.000 niños desescolarizados vuelvan a las aulas, logrando así la menor tasa de deserción escolar en los últimos 14 años; al igual que El Líder Sos Vos, que fortalece las habilidades de emprendimiento entre los estudiantes de los grados 10° y 11°.
También resaltaron proyectos como Buen Comienzo que brinda educación inicial y promueve el desarrollo integral, diverso, incluyente y autónomo de los niños, las niñas y sus familias durante sus primeros cinco años de vida y el enfoque STEM+H, que busca que el conocimiento se construya con base en proyectos relacionados con la Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Matemáticas y Humanidades.
Ciudad del aprendizaje
El galardón que resalta el esfuerzo de la ciudad en materia de educación y ser la sede del congreso internacional son reconocimientos que enaltecen a Medellín, pero son muchas otras las acciones que hacen de la capital antioqueña un referente educativo.
Más allá de las aulas, ¿Qué significa ser una ciudad del aprendizaje?
Para empezar es factible mencionar algunos datos que pueden estar en el imaginario común, pero que no necesariamente hacen que una ciudad sea merecedora de este título:
Así pues, no son las ciudades que tengan más escuelas, aunque la infraestructura juega un papel relevante. No es una competencia de cuáles ciudades entregan más becas, aunque el acceso a estas oportunidades son tomadas en cuenta, y tampoco se trata de ser la ciudad con más cerebros maestros, aunque sin duda, Medellín tiene cada vez más representación internacional en el ámbito académico.
Según la Unesco, las ciudades del aprendizaje son:
“Aquellas que ofrecen a las personas de todas las edades y de todos los niveles educativos la oportunidad de desarrollar sus habilidades, conocimientos e ideas a través de mecanismos de enseñanza formal, no formal e informal, así como por medio de múltiples y flexibles itinerarios de aprendizaje, de vías para emprender y reanudar la formación. Desempeñan un papel importante en la promoción de la inclusión social, el crecimiento económico, la seguridad pública y la protección del medio ambiente. Además, refuerzan el aprendizaje en las familias, las comunidades y el lugar de trabajo”.
Ciudad del aprendizaje
En esta amplia definición podemos ver que el concepto de aprender trasciende el modelo tradicional del aula y el tablero, e invita a pensar en el aprendizaje como una actividad que se puede desarrollar en todas las edades y ámbitos, y que además aporta valor al estilo de vida.
Medellín es una ciudad que capacita y enseña constantemente a sus ciudadanos, en muchos temas y sin límite de edades: en abril del presente año, la Unidad de Familia certificó a 22 mujeres de la comuna 3, Manrique,  en emprendimiento con un curso de 10 módulos, en el cual aprendieron aspectos como manejo básico de finanzas y caracterización de públicos objetivos de ventas, todo con el propósito de que este aprendizaje les sirviera para potenciar sus unidades productivas.
El aprendizaje comunitario y en familia es otro de los puntos fundamentales recalcados por la UNESCO en su definición. En los últimos años, Medellín se ha puesto en la tarea de capacitar a los padres y madres de familia, al igual que a los cuidadores de niños y niñas, en modelos de crianza basados en la disciplina positiva, todo desde un programa llamado Tejiendo Hogares, liderado por el despacho de la primera dama.
Por último, la definición de la UNESCO, resalta la inclusión como uno de los factores que deben tener en cuenta las ciudades del aprendizaje. Entre los muchos ejemplos resalta el programa ‘La escuela encuentra a la mujer adulta’, que permite a mujeres de bajos recursos terminar de forma gratuita su formación primaria y secundaria.
Desde las aulas, las universidades y la formación académica, hasta el aprendizaje específico que potencia las habilidades de todos los ciudadanos para la vida cotidiana, Medellín es una verdadera Ciudad del Aprendizaje.
Con su ejemplo, Medellín hace parte de una red mundial de experiencias
Se habla de ciudades del aprendizaje, en plural, porque la idea no es solo hacer una distinción a las buenas prácticas de educación, sino de crear una red global que permita compartir las experiencias positivas con otras ciudades, en espacios como la Conferencia Internacional sobre Ciudades del Aprendizaje que se realizó en Medellín.
La Red Mundial de Ciudades del Aprendizaje de la UNESCO cuenta con 170 miembros activos en 53 países, y en esta ocasión, junto con Medellín fueron reconocidas por sus buenas prácticas en educación Asuán (Egipto), Chengdu (China), Heraklion (Grecia), Ibadán (Nigeria), Melitopol (Ucrania), Petaling Jaya (Malasia), Santiago (México), Seodaemun-gu (República de Corea) y Sønderborg (Dinamarca).
“Las ciudades del aprendizaje en todas las etapas de desarrollo pueden beneficiarse mucho de compartir ideas con otras ciudades, como soluciones a problemas que surgen a medida que se desarrolla la ciudad del aprendizaje y que ya pueden existir en otras ciudades. La Red apoya el logro de los diecisiete Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), en particular el cuarto ODS ("Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje a lo largo de toda la vida para todos", recalca la UNESCO en su sitio web.
Ciudad del aprendizaje
¿Qué opinan los expertos en educación?
Esteban Aristizábal Ibardo, profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Medellín, y experto en perspectivas docentes, hablo con www.medellincuenta.com para dar su punto de vista frente al reconocimiento que recibe la ciudad en materia de educación.
“Acá el que no estudia es porque no quiere”, comentó Esteban con convicción. “El reconocimiento que hoy recibimos es gracias al esfuerzo de las administraciones que han logrado consolidar en el tiempo acciones que prioricen la educación. Desde el esfuerzo por reducir la deserción escolar hasta la oferta de técnicas y tecnologías en instituciones públicas”, agregó
De acuerdo con el catedrático, este reconocimiento internacional es además una puerta abierta para fomentar el turismo académico en la ciudad, que Medellín se vuelva atractiva para estudiantes y docentes de otras ciudades para venir a fortalecer su formación en la ciudad.
“Debemos seguir fortaleciendo los programas técnicos y tecnológicos, diversificar la oferta de profesionales. y que cada vez tengamos más claro que el aprendizaje y la educación no son solo para los niños y jóvenes, sino que el aprendizaje es un proceso que podemos vivir en cualquier etapa de la vida para mejorar nuestras condiciones laborales y personales”, puntualizó el docente.
Por Alexandra García Torres

Comentarios