EPM entregará un millón de árboles para el Valle de Aburrá

Este nuevo millón de árboles se suministrará para fortalecer la estrategia Plan Siembra Aburrá del Área Metropolitana del Valle de Aburrá hasta 2023.

Los árboles hacen parte del programa de fomento forestal de EPM, que tiene como objetivo la protección de las cuencas hidrográficas que abastecen los embalses de la Empresa.

Se empleará biosólido seco proveniente de las plantas de tratamiento de aguas residuales de EPM (Aguas Claras y San Fernando) como fertilizante orgánico de suelos y en la mezcla para siembra de estos árboles
Con el propósito de contribuir a la calidad del aire y aportar a la protección del agua, el suelo, la fauna y la flora, EPM entregará un millón de árboles al Área Metropolitana del Valle de Aburrá, entre 2019 y 2023, para que sean sembrados en las zonas que se necesiten de los 10 municipios antioqueños que la conforman: Barbosa, Girardota, Copacabana, Bello, Medellín, Itagüí, Envigado, Sabaneta, La Estrella y Caldas.

El programa de fomento forestal de EPM inició en 1980 y tiene como fin la protección de las cuencas hidrográficas que abastecen los embalses de la Empresa en Antioquia, mediante el fomento, la conservación y la entrega gratuita de plántulas de especies nativas y exóticas a las comunidades que puedan hacer un buen uso de ellas. La región del Valle de Aburrá hace parte de la cuenca hidrográfica del río Porce.

Esta acción se suma a la participación de EPM frente a los compromisos estipulados en el Pacto por la Calidad del Aire, que desde 2018 hasta hoy ha repartido a los ciudadanos de la región metropolitana más de un millón de plántulas, para ser sembradas por ellos en las localidades de la zona.

Por el cuidado del ambiente
Esta entrega de árboles fortalece el Plan Siembra Aburrá, una estrategia liderada por el Área Metropolitana en coordinación con los 10 municipios del Valle de Aburrá, que aporta al mejoramiento de la calidad ambiental, los espacios públicos verdes, la disminución del déficit arbóreo y el fortalecimiento de los ecosistemas estratégicos de la región y sus alrededores.

Las plántulas pueden ser empleadas para la protección de microcuencas y de cuencas abastecedoras de acueductos veredales y municipales, en la recuperación de áreas degradadas, en plantaciones forestales productoras-protectoras, sistemas productivos agroforestales, silvopastoriles y cercos vivos, huertos forrajeros o leñeros.

El Área Metropolitana del Valle de Aburrá seleccionará las especies a sembrar, teniendo en cuenta la necesidad y las condiciones ambientales y ecológicas del sitio, la zona necesaria de acuerdo con las características de la especie, el propósito que se busca con la plantación y los usos potenciales de cada una. Entre las especies que se producen en los viveros de EPM se encuentran: nogal cafetero, guayacanes amarillo y rosado, samán, urapán, guamo, cámbulo, búcaro, algarrobo, caobo, níspero y arrayán.

La producción y entrega de plantas se cumple de forma continua, programada y a necesidad, mientras se tenga disponibilidad y un propósito de conservación a largo plazo, como lo es el del Plan Siembra Aburrá. El Área Metropolitana retirará las plántulas de los viveros de EPM, las trasladará a sitios adecuados para su cuidado y protección hasta ser sembrados en el lugar definitivo, posteriormente ejecutará labores de mantenimiento para asegurar su desarrollo.

Biosólido como fertilizante orgánico
El biosólido es un compuesto orgánico subproducto del proceso de tratamiento de las aguas residuales que hace EPM en las plantas San Fernando (Itagüí) y Aguas Claras (Bello). Este es sometido a procesos de estabilización y secado hasta lograr características físicas, químicas y microbiológicas que permiten su uso como fertilizante.

La región metropolitana será pionera a nivel nacional en el aprovechamiento de biosólidos para los procesos de siembra de plántulas y mantenimiento de árboles a gran escala, demostrando su compromiso con la sostenibilidad al devolver al suelo los nutrientes y la materia orgánica.

Así avanza el Plan Siembra Aburrá del Área Metropolitana
Gracias al compromiso de los municipios del Valle de Aburrá la cifra inicial de 300.000 árboles ascendió a 1 millón de nuevas especies arbóreas, y se materializó por medio de la firma de un Acuerdo de Voluntades para sembrarlos conjuntamente con los 10 municipios, instituciones privadas y entidades como EPM, Corantioquia y la Gobernación de Antioquia.

El Plan Siembra Aburrá a través de las diversas intervenciones de reforestación protectora, ha buscado proteger el agua, el suelo, la fauna y la flora; para ello, ha liderado acciones desde un proceso sistemático de producción de material vegetal, identificación de sitios de plantación con apoyo de los municipios, siembras y georreferenciación de los árboles establecidos y mantenimiento de las plantaciones.

Comentarios