El Área Metropolitana del ​Valle de Aburrá invirtió $626.166.474 en la consolidación empresarial de emprendimientos sostenibles

El Fondo de Incentivos del programa Emprendimiento Sostenible Metropolitano es una apuesta a los instrumentos de inversión ética, verde y sostenible en el Área Metropolitana del Valle de Aburrá.
La inversión realizada en 2019 tiene como objetivo que 14 iniciativas ganadoras de la convocatoria “Iniciativas Empresariales Sostenibles” entre 2016 y 2018  fortalezcan sus procesos sostenibles y aseguren su estabilidad.
Durante los 8 años del programa Emprendimiento Sostenible Metropolitano se han adjudicado $3.528.926.585, entre 67 iniciativas empresariales.


El Área Metropolitana del Valle de Aburrá y Creame Incubadora de Empresas avanzan en su compromiso de acompañar de forma integral a iniciativas empresariales de todo el territorio, a través del programa Emprendimiento Sostenible Metropolitano.

Esta vez, catorce empresas recibieron recursos económicos del Fondo de Incentivos, un componente del programa que en su convocatoria cerrada de 2019 se enfocó en apoyar y fortalecer a las iniciativas, empresas u organizaciones que han sido ganadoras entre 2016 y 2018, con inversión de entre $20’000.000 y $100’000.000 (veinte a cien millones de pesos), según la necesidad de los proyectos empresariales.

“Catorce emprendimientos que vienen trabajando con nosotros en el programa reciben estos recursos paras fortalecer su capacidad instalada, su capital de trabajo, para que se conviertan en empresas. Son emprendimientos sostenibles desde lo ambiental, lo económico y lo social pero que además están participando desde la conciencia y la acción hacia la sostenibilidad”, afirmó Eugenio Prieto Soto, Director del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, convencido del poder transformador del emprendimiento y de las múltiples oportunidades que genera en el desarrollo de los municipios del Valle de Aburrá.

Así, en esta versión, de 42 iniciativas habilitadas para participar, 14 aceptaron la invitación y presentaron plan de inversión, plan de retribución planteado como actividades de impacto social o ambiental y una contrapartida, como aporte económico o en especie, correspondiente al 30% del total del monto solicitado.

Después de un minucioso proceso de evaluación a cargo del comité conformado por representantes del Área  Metropolitana del Valle de Aburrá, Creame Incubadora de Empresas, y expertos en el sector financiero, comercial y en la línea de intervención ambiental del negocio, se determinó aceptar todas las propuestas con algunos ajustes razonables para asegurar la sostenibilidad de las inversiones aceptadas.

En total se destinaron $626.166.474 para el apalancamiento de emprendimientos sostenibles  que alcanzaron un monto de $3.528.926.585 en los 7 años de vigencia del programa.

“Estas empresas, que pertenecen a diversos sectores, recibirán más de 600 millones de pesos para hacer realidades empresariales- Vamos a fortalecer esos emprendimientos que habían recibido el acompañamiento estratégico y de mercados del programa. Ahora tienen la posibilidad de tener recursos para poder hacer eso que les faltaba, sobretodo en la parte de productividad, manejo de insumos y materiales. El emprendimiento no es fácil, pero es un estilo de vida que da recompensas”, explicó Maria Liliana Gallego, Directora de Créame Incubadora de Empresas.

Esta entidad será la encargada de realizar las compras o gestiones para hacer efectivas las inversiones que están mayormente representadas en maquinarias y equipos, materiales o insumos, asistencia técnica, gastos en certificaciones o registros y gastos de formalización, entre otros rubros financiables permitidos por el programa.

Cabe destacar que este proceso propende desde su inicio por la formalización empresarial de las iniciativas como una condición indispensable para la presentación a esta instancia, con el principal objetivo de que el acompañamiento efectivamente sea muestra del desarrollo económico de la región y la dinamización del sector empresarial.

Como acción de cierre de este componente, el programa realizará una medición de impacto que se suma a los indicadores generales, como soporte de que el aporte económico realizado genera nuevas empresas y promueve la investigación y desarrollo de nuevos productos, bienes y/o servicios con soluciones acertadas a las problemáticas del territorio.

“Hay que insistir, arriesgarse y creer en lo que uno tiene y puede mostrar. En el emprendimiento hay momentos muy gratos, solo hay que creer en sus ideas e insistir, siempre hay alguien que escucha”, dijo Andrés Muñoz González, director comercial de Efecto Verde, emprendimiento que unir la naturaleza con la tecnología.

Con Muñoz coincidió el Director del Área Metropolitana del Valle de Aburrá: "Lo que siempre les he dicho a los emprendedores es que uno no puede ser tan soñador que pierda consciencia de la realidad, pero tampoco tan radicalmente realista que pierda la capacidad de soñar".

La herramienta de entrega del incentivo fue desarrollada por Creame Incubadora de Empresas teniendo en cuenta las características de las iniciativas participantes.
Los términos de referencia y el carácter multidisciplinario del comité de elegibilidad de las propuestas, garantiza que los criterios de adjudicación sean transparentes y que se prioricen las necesidades que favorezcan la operatividad, comercialización y escalabilidad de los negocios, con estándares de sostenibilidad ambiental, social y económica claramente evidenciables.

Iniciativas que recibieron recursos del Fondo de Incentivos del programa Emprendimiento Sostenible Metropolitano.


Comentarios