Unidos por el agua, con el 86 % de cumplimiento

Con este programa de la Alcaldía de Medellín y EPM se han  beneficiado 34.500 familias de toda la ciudad.
Anteriormente, estas personas se abastecían del líquido a través de redes ilegales o artesanales, y por ello, el agua que llegaba a las viviendas no era potable ni constante, motivo por el cual la Administración Municipal y Empresas Públicas de Medellín unieron esfuerzos para garantizar que las familias más vulnerables de la ciudad se surtieran de este recurso vital.
En algunas zonas, los hogares tampoco contaban con el servicio de saneamiento básico, por lo que las aguas negras no tenían sitio de depósito, lo que ocasionaba la presencia de insectos y bacterias que afectaban la salud de los habitantes.
En contexto: Familias del barrio Versalles II reciben agua potable
Gracias al programa, estas familias también cuentan con  alcantarillado, lo que permite la recuperación de algunas quebradas a donde llegaban las aguas negras de algunos sectores y se mitigan riesgos.

Unidos por el agua, con el 86 % de cumplimiento

Con Unidos por el agua, las familias legalizaron sus servicios públicos domiciliarios lo que mejora su calidad de vida, y de paso les abrió la posibilidad de acceder a otro tipo de beneficios como el Mínimo Vital de Agua Potable. Esta iniciativa, adicionalmente, genera empleos en cada una de las zonas impactadas.
En contexto: Aumenta la lista de beneficiados con el programa Unidos por el Agua
De esta manera, muchas personas trabajan en las obras de instalación de las redes. Incluso, algunos jóvenes pueden ya subsidiar sus estudios profesionales.

Unidos por el agua, con el 86 % de cumplimiento

El objetivo es que al finalizar el cuatrienio, un total de 40.200 familias que carecían de estos servicios tengan agua potable y alcantarillado. La inversión será de $250.000 millones.

Comentarios