EPM entrega a operación el proyecto de acueducto Interconexión San Antonio de Prado y expansión La Estrella



Con una inversión cercana a los $56.000 millones, EPM construyó y empezó a operar en el Sur del Valle de Aburrá, un proyecto de interconexión y expansión para garantizar la confiabilidad y continuidad en la prestación del servicio de acueducto en el corregimiento de San Antonio de Prado e integrar sus redes a las del municipio de La Estrella y en general a todo el sistema de EPM en el área metropolitana.

Con este proyecto, denominado Interconexión San Antonio de Prado y expansión La Estrella parte alta, también será posible atender la demanda futura de la zona de expansión urbana en el municipio de La Estrella, a través de la construcción de redes primarias de acueducto y un sistema de bombeo.

Infraestructura de acueducto
Las obras incluyeron la infraestructura asociada a los bombeos de los tanques Salvatorianos y La Estrella, una red de impulsión de 1.000 metros, dos nuevos tanques de 2.000 metros cúbicos cada uno en el predio Santa Catalina, vereda San José de ese municipio, y una estación de bombeo.

Igualmente, EPM construyó una red de impulsión de 1.000 metros entre el tanque La Estrella y los tanques de Santa Catalina, también una red de 5.300 metros desde este punto hasta la planta de tratamiento de agua potable de San Antonio de Prado, con sus respectivas redes de distribución de 3.700 metros, para completar 10 kilómetros de redes.

En vista de que durante la etapa de construcción era necesario aportar mayor presión a la red de San Antonio de Prado, se instaló en el sector de Barichara un sistema especial de inyección de agua de un circuito a otro, denominadobooster, que empezó a operar en el mes de diciembre de 2017 y funcionó hasta hace unos días. Fue así como se logró cubrir la demanda de agua constante en esta zona del Valle de Aburrá, especialmente los fines de semana cuando aumenta el consumo de los hogares.

Gestión social y ambiental
Gracias a la implementación de medidas de manejo ambiental, fue posible prevenir y mitigar los impactos a los diferentes grupos de flora y fauna. Para el desarrollo del proyecto, la Autoridad Ambiental autorizó el aprovechamiento de 23 individuos arbóreos, inicialmente identificados, y finalmente se aprovecharon 17.

Así mismo, el proyecto cruzó cuatro quebradas: La Chaparrala, La Limona, La Manguala y La Ospina. El cruce de esta última fue el único que se hizo de manera subfluvial, al tiempo que se redoblaron esfuerzos en la implementación del programa para el manejo del recurso hídrico, evitando la preparación de concretos cerca de las quebradas, forrando en mallas los sumideros o instalando canastillas en los mismos con el fin de impedir el ingreso de sólidos en las tuberías de aguas lluvias que descargan en las quebradas.

Durante la construcción se contó con el acompañamiento constante de la comunidad y de las autoridades del corregimiento de San Antonio de Prado y el municipio de La Estrella. Se realizaron alrededor de 30 reuniones de socialización en los sectores de influencia directa del proyecto, además de la atención de quejas y reclamos a cargo de la gestión social y ambiental de las dos empresas contratistas, Paecia S.A y U.T. Santa Catalina (Unión Temporal Santa Catalina 2018, conformada por las empresas Paecia S.A y Comercializadora S&E.), y la interventoría de EPM, con el fin de viabilizar el proyecto de ampliación y expansión.

El proyecto generó 560 empleos desde el inicio de su ejecución a finales de 2017 hasta su entrega final, de los cuales el 10% correspondió a habitantes de San Antonio de Prado y La Estrella.

Patrimonio arqueológico
Resultados destacables se obtuvieron como parte del programa de arqueología preventiva en convenio con la Universidad de Antioquia, principalmente en el lote de Santa Catalina.
En las labores de excavación se recuperaron más de 1.500 piezas cerámicas, asociadas a diferentes estilos de vasijas y fragmentos decorados, que hacen parte del devenir estilístico y artístico de las sociedades que otrora ocuparon esta zona.

Entre otros hallazgos y análisis se tomó una muestra de carbón de uso doméstico que fue fechada entre los años 620 y 680 después de Cristo, con la cual se puede definir la ocupación del sitio por parte de los habitantes del pasado.

Proyectos de expansión
Con el propósito de garantizar la seguridad hídrica en el suministro de agua potable y seguir contribuyendo a la calidad de vida de millones de usuarios del Valle de Aburrá y el Valle San Nicolás (Rionegro), en el lapso de 10 años EPM está desarrollando más de 15 grandes proyectos de infraestructura de acueducto, y hacia el año 2038 será un total 94 proyectos de provisión aguas, con un estimado de inversiones de 8.3 billones de pesos.

Con estos proyectos, que están incluidos en el Plan de Obras e Inversiones Regulado (POIR) para el Área de Prestación del Servicio (APS) de cada uno de los municipios que atiende EPM, se busca potenciar la interconexión del sistema para fortalecer la operación de unos circuitos con otros cuando se encuentren en mantenimiento, se presenten fallas o se realicen obras de modernización, ampliación o expansión.

La modernización del sistema de acueducto permite contar con disponibilidad del servicio de forma confiable, al tiempo que la ampliación de la capacidad del sistema abre la posibilidad de atender la demanda creciente. Por su parte, con la expansión de las redes se puede llegar a lugares donde hoy EPM no presta el servicio y están incluidos en los planes de ordenamiento territorial de los municipios.

Entre los proyectos, como el de la Interconexión San Antonio de Prado y expansión La Estrella parte alta, que ya está en operación, se encuentran los siguientes para su desarrollo en esta década:

-         Expansión Envigado – El Capiro (iniciará construcción en este mes de agosto).
-         Interconexión Caldas – La Estrella (en construcción).
-         Cadena de Occidente (en construcción).
-         Conducción Santa Elena – La Cascada (en contratación).
-         Manantiales – Yulimar (en contratación).
-         Ampliación de la infraestructura primaria de acueducto Itagüí – Manzanillo – Ajizal (en contratación).
-         Buey – Piedras – Pantanillo (en construcción).
-         Circuitos Berlín, Versalles y Corazón (en construcción).
-         Circuitos Nutibara – Campestre (en construcción).
-         Modernización y reposición de redes de acueducto en los circuitos Castilla, Castilla-Bello y Potrerito (en construcción).
-         Expansión Parque Montaña (en diseños).
-         Valle de San Nicolás (operación etapas 1 y 2 y construcción etapa 3).
-         Plan Maestro de acueducto y alcantarillado de Caldas (en construcción).
-         Plan Maestro de acueducto y alcantarillado de Barbosa (en construcción).


Comentarios