El Plan Siembra Aburrá cumplió la meta de sembrar 1 millón de árboles nuevos en la región



• Con un árbol de la especie Nazareno, el Área Metropolitana conjuntamente con los 10 municipios del Valle de Aburrá sellaron el cumplimiento de la meta de establecer 1 millón de nuevos árboles en la región metropolitana.

• Proteger el agua, el suelo, la fauna y la flora para proteger la vida han sido algunos de los principios fundamentales del Plan Siembra Aburrá durante este cuatrienio.

• La generación de bancos de biodiversidad y el establecimiento de un Arboretum en el parque Metropolitano de las Aguas es otra de las apuestas desde las intervenciones realizadas desde el Plan Siembra Aburrá y el Plan Quebradas.

El Área Metropolitana del Valle de Aburrá cumplió este jueves 25 de julio un millón de razones para celebrar la vida, cuando alcanzó la meta trazada conjuntamente con los diez municipios de la región, la Gobernación de Antioquia y algunas empresas públicas y privadas de establecer un millón de árboles nuevos a 2019.

La significativa jornada de siembra, a la que asistieron alcaldes de los municipios del Valle de Aburrá y representantes de Empresas Públicas de Medellín, transcurrió en el Batallón Pedro Nel Ospina del municipio de Bello. Al evento también asistieron colectivos ambientales y estudiantes de diferentes instituciones educativas.

"La siembra del árbol un millón es una meta que nos pusimos en el Área, pero no es un puerto de llegada. Es una provocación a ponernos metas mayores, es de nuevo un punto de partida. Un millón de árboles, un millón de gracias. Vida, más vida para este territorio, sostenibilidad, eso es lo que estamos logrando", afirmó el Director del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, Eugenio Prieto Soto.



El protagonista de la siembra fue un Nazareno (Peltogyne purpurea), que además de ser el árbol que simbolizó el ejemplar un millón, sirvió como homenaje a todas las especies arbóreas vulnerables o en peligro de extinción en nuestros bosques naturales. En el territorio metropolitano hay registro de 244 árboles plantados de este género.

"La siembra del árbol un millón es sinónimo de generación de consciencia ciudadana, porque cada vez nos damos cuenta de la importancia del árbol para el oxígeno, el agua, la biodiversidad, la fauna, la flora, hasta para el paisajismo, las islas de calor y para la conexión ecológica de las redes que tenemos con el cinturón verde metropolitano y con la calidad de vida de quienes habitamos este Valle de Aburrá", agregó Prieto Soto.

Por su parte, la Directora de Corantioquia, Ana Ligia Mora, hizo un reconocimiento a la gestión del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, "porque es muy importante generar referentes y demostrar que sí se pueden hacer cosas importantes por un territorio, que podemos generar articulación y motivar para que todos los actores estemos en un solo momento con un objetivo claro. El millón de árboles es un referente importante para el país.

Con la Directora de Corantioquia coincidió el alcalde de La Estrella, Jhonny Alexander García, al afirmar que el árbol un millón es un motivo de satisfacción. "Ese compromiso que tuvo el Director del Área Metropolitana al unir los diez municipios, de que se comprometieran con la siembra de árboles, dejó un referente. Gracias por pensar en los ciudadanos. Gracias por poner a pensar a todo el mundo en cómo puede contribuir al medio ambiente. Estamos dejándole a las próximas generaciones un territorio sostenible, un territorio con futuro".

En la jornada se plantaron 14 árboles más, entre ellos el Choibá Dipteryx oleífera, Zapote negro Diospyros digyna, Caimito, caimo morado Chrysophyllum cainito, Ceiba pentandra, Ceiba bonga, Ceiba pentandra, Machetico, Machaerium capotehará, entre otras especies.



¿Cómo alcanzamos la meta?

El Plan Siembra Aburrá, articulado al Plan de Gestión 2016 – 2019 Territorios Integrados,  busca proteger el agua, el suelo, la fauna y la flora a través de diversas intervenciones de reforestación protectora. Para cumplir su objetivo, el Área Metropolitana del Valle de Aburrá se trazó la meta inicial de plantar 300 mil árboles y, con ello, ayudar a disminuir el déficit arbóreo en el territorio metropolitano.

Para el año 2017, los diez alcaldes de la región metropolitana firmaron un acuerdo de voluntades en conjunto con la autoridad ambiental para sembrar 1 millón de árboles en el Valle de Aburrá y hacer una gran movilización para buscar espacios aptos para la siembra en barrios y diferentes zonas periféricas del territorio.

Fue así como más de 9 mil personas y más de 60 instituciones relacionadas con el sector empresarial, educativo, ambiental, comercial, social, comunitario y eclesiástico del Valle de Aburrá se vincularon a las diferentes jornadas de siembras y mantenimiento lideradas desde el Plan Siembra Aburrá.

Así mismo, durante ese mismo año se firmó el acuerdo Metropolitano 019 de 2017 "Por el cual se adoptan lineamientos y determinaciones en torno a la gestión del espacio público verde urbano, se crea el Fondo Verde Metropolitano y se reglamenta la reposición por tala autorizada de árboles en el área urbana del Valle de Aburrá". Este acuerdo, fundamental para el Plan Siembra Aburrá, permitió la articulación de diferentes procesos ambientales y afianzó el compromiso de los municipios, colectivos ambientales, instituciones educativas, entidades públicas y privadas en los procesos de reforestación protectora y arbolado urbano.



Otras intervenciones realizadas dentro del Plan Siembra Aburrá

A través del memorando interno No. 11509 del 25 de mayo de 2018, el Área Metropolitana viabilizó técnica y jurídicamente la siembra de árboles en predios privados para la consolidación de los ecosistemas estratégicos en el área urbana y periurbana del valle de Aburrá.

La generación de bancos de biodiversidad o de hábitat definido como "un área en la que se podrán realizar actividades de preservación, restauración, rehabilitación, recuperación, y/o uso sostenible para la conservación de la biodiversidad", es otra de las apuestas desde las intervenciones realizadas desde el Plan Siembra Aburrá y el Plan Quebradas buscando proteger el cinturón verde metropolitano del Valle de Aburrá.

Igualmente, en este proceso y de la mano con las Brigadas arbóreas comunitarias y Plan Quebradas se inició el establecimiento de un Arboretum en el parque Metropolitano de las Aguas, con el cual se fomenta el conocimiento y la plantación de especies nativas de la región que cumplen funciones biológicas y ecológicas aportando en el mejoramiento de la calidad del aire de este valle.

Por estas razones, el árbol un millón no es el punto de llegada, es un punto de partida. "Tenemos un referente amplio y mucho por hacer desde las instituciones y la sociedad. El área metropolitana requiere, como territorio, tener cada día metas más exigentes en materia de sostenibilidad y regeneración de los ecosistemas urbanos", concluyó el Director del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, Eugenio Prieto Soto.

Comentarios