El Grupo EPM puso en operación nueva infraestructura eléctrica en Antioquia, Eje Cafetero y Chile

• Se trata de obras que mejoran la calidad y confiabilidad del servicio de energía en las zonas donde el Grupo EPM tiene presencia

• Los proyectos demandaron una inversión de $132.291 millones y generaron 584 empleos durante su construcción, como un aporte al bienestar de la comunidad

• Tan solo en Antioquia se adelantaron obras en las subestaciones Ancón Sur, Bello, Guadalupe IV, Guatapé, Guayabal, Occidente, Playas, Porce II, Riogrande I y Salto IV






Con el propósito de brindarle mayor seguridad y confiabilidad al sistema eléctrico, mejorar la prestación del servicio a los clientes, garantizar nuevas conexiones y atender las necesidades futuras, el Grupo EPM amplía y moderniza su infraestructura de transmisión y distribución de energía en las áreas donde desarrolla sus operaciones.

La reposición y modernización de equipos en 10 de sus subestaciones en Antioquia; la ampliación en la capacidad de transformación de energía en la subestación Arboletes en Urabá; la ampliación e instalación de nuevos equipos en la subestación Caucasia; la puesta en servicio de la segunda etapa de la nueva subestación Calizas en el Oriente; la construcción de nuevas bahías para conectar proyectos productivos en las subestaciones Chorodó en el Occidente y en la subestación Rionegro en el Oriente, y la conexión del Túnel de Oriente a la Subestación Miraflores, hacen parte de estos avances.

Además, la instalación de nuevos equipos en la Subestación Esmeralda, de la filial CHEC en Chinchiná, Caldas, así como la ampliación de la subestación La Cebada del parque eólico Los Cururos en Chile, complementan esta nueva infraestructura eléctrica puesta al servicio de la comunidad y del sector productivo en las distintas geografías donde opera.





El Gerente General de EPM, Jorge Londoño De la Cuesta, explicó que la mayoría de estos proyectos se entregó en operación antes de la fecha aprobada, algunos de ellos con un costo inferior al presupuestado, y que su ejecución se realizó cumpliendo con los compromisos ambientales y legales establecidos por las diferentes autoridades.

Londoño De la Cuesta informó que está lista la nueva subestación Ituango a 500 kV, construida con la tecnología más moderna para permitir la conexión de la futura central hidroeléctrica al Sistema Interconectado Nacional, una vez esté lista para entrar en operación.

Estos proyectos demandaron una inversión de $132.291 millones y permitieron generar 584 empleos temporales durante su ejecución.

Mejoramiento del servicio de energía en Antioquia
En cumplimiento de obligaciones regulatorias, y para mejorar la confiabilidad del sistema de transmisión y distribución eléctrica, se adelantaron obras en las subestaciones Ancón Sur, Bello, Guadalupe IV, Guatapé, Guayabal, Occidente, Playas, Porce II, Riogrande I y Salto IV.

Se destaca, de otro lado, la ampliación de la capacidad de transformación en la subestación Arboletes en Urabá, para garantizar la adecuada atención de la demanda futura de con calidad y confiabilidad. Así mismo, la repotenciación y ampliación de la infraestructura de transformación en la subestación Caucasia, que hace más confiable la atención de la demanda de energía en el Bajo Cauca antioqueño.

En el Oriente, mientras tanto, entró en servicio la nueva etapa de la subestación Calizas, localizada en el municipio de Sonsón, donde se adelantaron obras de ampliación para el traslado de la subestación La Florida, que posibilitaron la conexión de la planta cementera de la Organización Corona.

También se construyeron obras en la subestación Chorodó, en el Occidente antioqueño, para conectar la Mina Buriticá de la empresa Continental Gold y garantizar el cubrimiento de la nueva demanda de energía en esta zona del departamento, con altos estándares de calidad y confiabilidad. Igualmente, en la subestación Rionegro en el Oriente, para la conexión de la central hidroeléctrica Escuela de Minas de Mincivil, obra que fortalece el sistema en esta subregión.

Se resalta la ampliación de la subestación Miraflores, al Oriente de Medellín, que garantiza el suministro de energía para la operación y el mantenimiento del recientemente inaugurado Túnel de Oriente.

En el Eje Cafetero y Chile
Con las obras ejecutadas en la subestación Esmeralda 230 kV, situada en el municipio de Chinchiná, se garantizará el suministro confiable de energía en los departamentos de Caldas, Quindío y Risaralda, y se brinda mayor estabilidad, seguridad y confiabilidad al sistema de transmisión regional operado por CHEC.

Con el objetivo de actualizar sus instalaciones otorgando mayor seguridad y confiabilidad al Sistema Eléctrico Nacional, EPM Transmisión Chile S.A. desarrolló al interior del parque eólico Los Cururos la ampliación de la subestación eléctrica La Cebada de 220 kV, ubicada en la comuna de Ovalle, región de Coquimbo. La Cebada conecta la energía de Los Cururos con las líneas de transmisión del sistema interconectado chileno.

Con la modernización y ampliación de su infraestructura eléctrica, EPM entrega una respuesta oportuna y eficiente a los requerimientos del sistema y contribuye a mejorar la calidad de vida de la gente en sus áreas de influencia, actuando con responsabilidad ambiental y social.

Comentarios