Como una Superciudad, así se proyecta Medellín

En el marco de un proyecto liderado junto al Área Metropolitana del Valle de Aburrá, se presentaron algunas hipótesis de proyectos estratégicos de futuro para hacer de la capital antioqueña y sus territorios cercanos un foco de desarrollo inteligente.

Como parte de la segunda fase del proyecto Diamante Medellín, la Administración Municipal  y el Área Metropolitana del Valle de Aburrá analizaron retos, escenarios y procesos hipotéticos necesarios para aliar y consolidar estos territorios como una SuperCiudad.

El término “Superciudad” hace referencia a una metrópolis con conectividad física, digital e institucional, preparada para afrontar nuevos desafíos a través de la cooperación internacional, la participación en redes de municipios y el aprendizaje de las mejores prácticas a nivel mundial.

De acuerdo con Alejandro Osorio Carmona, director encargado del Departamento Administrativo de Planeación, “Medellín no puede ser entendido como un territorio aislado. Al estar inmerso en un departamento debe buscar también su potencialidad en los proyectos regionales”.

El funcionario añadió que la Superciudad visionada en estos ejercicios es un territorio de 4.5 millones de habitantes, que llega hasta Santa Fe de Antioquia y abarca gran parte del Oriente antioqueño.

“Desde hace un año se viene trabajando en este ejercicio de pensar a la capital antioqueña como una Superciudad y se ha venido desarrollando una estrategia que estimule el asocio entre los territorios”, precisó Eugenio Prieto Soto, director del Área Metropolitana del Valle de Aburrá.

En contexto: En alianza con Singapur, Medellín construye su futuro

Diamante Medellín es una estrategia que busca construir una ruta de progreso compartido y de oportunidades para la capital antioqueña y otros 71 municipios de Antioquia.

Se trata de una iniciativa construida a partir de la metodología Cities, dirigida y aplicada por la Fundación Metropolí, de España. Con este instrumento se pretende construir territorios inteligentes y sostenibles en las 10 localidades del Valle de Aburrá y 62 del resto del departamento.

En la primera fase del proyecto se llevó a cabo un diagnóstico integrado sobre los territorios y municipios participantes. En este ejercicio se identificó los ámbitos estratégicos para desarrollar proyectos a largo plazo.

En contexto: Diamante de Medellín: ruta para el desarrollo de territorios inteligentes

Subregiones como el Oriente, Urabá, Magdalena Medio, Bajo Cauca y Suroeste fueron destacadas como zonas que representan una oportunidad de conectar todo el territorio.

En la segunda fase de Diamante Medellín, el objetivo fue recolectar las contribuciones de importantes validadores de autoridades nacionales, regionales, metropolitanas, municipales, además de académicos, urbanistas y representantes del sector productivo y civil con el fin de determinar cuáles serán los proyectos más importantes para configurar a Medellín a sus municipios cercanos como una SuperCiudad.

Comentarios